Aunque inicialmente se buscaba que la medida rigiera a partir de las próximas elecciones, en posteriores debates se especificó que se aplicaría desde el año 2023.

Uno de los aspectos del proyecto estipula que se tendrá en cuenta la medida siempre y cuando el ganador supere al segundo por más de 10 puntos porcentuales; esto quiere decir que no solo bastaría con obtener el 40 %, sino más del 50 %.

Si esto no se cumple, habrá nueva votación entre los 2 primeros candidatos 3 semanas después de la primera elección.

A falta de un último debate, las probabilidades de que el proyecto de ley sea aprobado son grandes, teniendo en cuenta que ya ha sido aprobado en 7 por la Comisión Primera del Senado.

“Buscamos que el alcalde de Bogotá tenga mayor representatividad, para evitar que, como ha ocurrido recientemente, empiecen a proliferar las revocatorias de mandato”, señalo el representante Juan Carlos Losada a El Tiempo.