Por los anteriores errores de procedimiento, Andrés Gómez Uriza sería sindicado por el delito de feminicidio simple y no por el feminicidio agravado de Jennifer Plazas, ocurrido en 2018, en Bogotá, informó Noticias Caracol.

La FM añadió que la Fiscalía no utilizó los audios de las últimas cinco horas de vida de la deportista asesinada, en los que al parecer estarían las pruebas fehacientes de las graves amenazas que recibía por parte de Gómez.

Por ello, el asesino no recibiría la pena de 50 años que pedía la Fiscalía y la familia de la deportista. Por el contrario, su condena estaría entre 20 y 40 años, mencionó el noticiero.

Sin embargo, ese no fue el único golpe que recibió la familia de Plazas. Durante la audiencia, Gómez Uriza declaró que el hecho se presentó por “un pacto de amor”, comentó Noticias Caracol.

“Es totalmente irracional esa historia de amor que nos viene a presentar. ¿De dónde la misma víctima va a tener la fuerza de quebrarse un hueso, autoapuñalándose y después ahorcándose? cuando había recibido amenazas múltiples y ya había pedido auxilio a todas partes”, dijo la fiscal del caso.

La condena definitiva de Gómez se conocerá en la próxima audiencia del caso, programada para el 16 de septiembre.

Finalmente, la emisora resaltó que el Instituto de Medicina Legal dictaminó que la mujer falleció por la gravedad de las lesiones provocadas por el hombre.