Por tal motivo, la vía permanece cerrada, informó la concesionaria a través de Twitter.

El epicentro de la emergencia fue el kilómetro 58 de la vía, punto crítico en la zona en el que ha habido mayor número de deslizamientos y derrumbes.

Coviandes manifestó que los vehículos que transitaban en la zona fueron evacuados.

Las tareas de remoción de material en la carretera están siendo ejecutadas, por lo que se espera que el cierre preventivo pueda levantarse en el menor tiempo posible.

Sin embargo, la caída de rocas no ha cesado, pese a que las lluvias se detuvieron.