Escrito por:  Redacción Nación
May 18, 2024 - 11:03 am

El pasado jueves 16 de mayo, una camioneta Nissan Kicks color gris fue atacada con un disparo por parte de sicarios, que asesinaron a uno de los ocupantes, quien era Élmer Fernández, nada más y nada menos que el director de la cárcel La Modelo en Bogotá y quien ya había denunciado amenazas en su contra. 

Ahora, en los últimos días se han destapado nuevos detalles detrás del homicidio del director, quien se estaba acomodando en su nuevo cargo y ya había ordenado requisas a presos del patio 4A después de que desconocidos dispararon contra el penal, según informó El Tiempo. 

Esa decisión desató la furia de los jefes del patio que decidieron ejercer presiones y hostigamientos a los directivos del centro carcelario, pues se descubrió que al menos un guardián estaba recibiendo sobornos de los cabecillas allí recluidos para obtener datos de requisas y medidas de Élmer Fernández, de acuerdo con el impreso. 

Además, el objetivo de ellos es seguir con los llamados ‘call center’ desde donde extorsionan a comerciantes y gente del común a través de llamadas. Uno de los cabecillas que estaba recluido en el patio es Pedro Nel Caro Triana, alias ‘Pedro Pluma’, quien le habría dejado un panfleto a Fernández.

“Para que vea que yo sí tengo poder y si me trasladan le mato a la familia. De parte de Pedro Pluma de 4to A, para el director, que si vuelve a meter requisa para el patio le mato a la familia”, dice el cartel.

Finalmente, otra de las pistas que se sigue es que fichas corruptas dentro del Inpec habrían facilitado el asesinato de Fernández, pues las declaraciones del subdirector de La Modelo, que renunció a su cargo, fueron claves, según el rotativo.

Lee También

Este hombre dijo que el director y él no tenían protección e iban en carros convencionales a sus casas. Incluso, ese día del asesinato, él decidió irse en Transmilenio por el trancón monumental que había. 

Lee todas las noticias de nación hoy aquí.