Al joven, identificado solo como Carlos por El País de Cali, lo agredieron en un “acto de intolerancia”, según afirmaron las autoridades al diario caleño. A raíz del brutal ataque, perpetrado por 2 personas en motocicleta, el hincha quedó sin mano derecha.

Noticias Caracol indicó que la arremetida se registró cuando Carlos pedía “aventones” en una carretera para regresar a Bogotá.

Tras el ataque, la víctima fue trasladada a la Clínica San Francisco del municipio de Tuluá (Valle del Cauca), donde el cirujano Francisco Javier Villegas le reimplantó la mano. El procedimiento, de acuerdo con los medios citados, duró 10 horas.

La cirugía, en la que se unieron arterias, venas, huesos y nervios, resultó exitosa, pues Carlos ya tiene movilidad en sus dedos. Aunque la víctima “todavía no tiene sensibilidad”, esta la recuperará “con el paso del tiempo”, afirmó Villegas a Noticias Caracol.

Este es un breve video de cómo le quedó la mano a la víctima tras la reimplantación: