El denunciante, hoy con 30 años de edad, narró su historia en entrevista con Caracol Radio, medio que lo identificó solo como ‘Jorge’ ya que él no quiso revelar su identidad “por cuestiones de seguridad”.

“No sé por qué se interesó si yo soy heterosexual, y nunca le insinué nada […] Yo siempre le dejé clara mi identidad y él insistió al punto de que me dijo que me dejara consentir porque parecía un gato. Que por qué no probaba con hombres”, contó el denunciante.

‘Jorge’ dijo que al no haber accedido “a su cortejo”, el profesor supuestamente cambió la estrategia para acercarse a él.

“Me dijo: ‘Me gustó tu trabajo como antropólogo. Hablemos porque tengo un cargo en el Icam que está perfecto para ti’. Imagínate, uno en último semestre de universidad y que le planteen trabajar en el Instituto Colombiano de Antropología, que es el sueño de cualquier antropólogo que sale de la Nacional…”, detalló.

Al hombre le preguntaron en la emisora qué hizo después de eso, y la respuesta fue que el profesor lo invitó a su apartamento y que él, “ingenuamente”, accedió a ir por lo del trabajo.

“Sanabria me recibe en bata de seda, de las que acostumbra a usar […] y yo dije pues normal. Pero lo incómodo fue que avanzada la conversación, que empezó normal, le pregunté del trabajo y me dijo: ‘Mira, es muy sencillo. Tú solo tienes que dejarte consentir’”, agregó el denunciante, que aseguró haberse sentido “humillado”.

Esta acusación contra el docente y activista quedó consignada en un informe que hizo la antropóloga Mónica Godoy Ferro, que recopiló varias denuncias de estudiantes de universidades públicas. Noticias Caracol se refirió a este caso puntual y recogió las declaraciones que dio Sanabria en su defensa.

“Rechazo y desconozco completamente. Demostraré mi inocencia ante la justicia y ante la opinión, e invito a la señora Godoy Ferro a que se retracte públicamente de haber consignado calumniosamente mi nombre allí. Si tiene pruebas, la invito a que me demande penalmente porque me defenderé hasta las últimas consecuencias de aquellos que pretenden callar mi opinión, mi pensamiento. No lo lograrán”, dijo el docente.