Los migrantes están invadiendo calles y playas de Necoclí, del Urabá antioqueño, porque —según ellos— grupos étnicos del sector no los dejan pasar por temor de que se hayan contagiado de coronavirus durante el viaje, informó Noticias Uno.

Por lo mismo, los extranjeros —de diferentes nacionalidades como africanos y cubanos— le solicitaron al Gobierno colombiano, a través del noticiero, que les envíe comisiones médicas para que los revise y descarte la presencia de la epidemia china, y así seguir con su recorrido.

Emigilio Pertús, representante de comunidades negras de Necoclí, confirmó al medio que tienen retenidos a los extranjeros, y señaló que no dejarán entrar a otros “hasta que no haya una autoridad que se haga responsable de la salud de la comunidad”.

Lo que llama la atención es que si la comunidad tienen temor a que el coronavirus llegue a su territorio, lo que se espera es que los dejen salir más rápido, y no que los detengan donde tienen contacto con los colombianos.

Por ahora no hay una respuesta del Gobierno.