La violación ocurrió el 28 de diciembre de 2017, cuando la víctima tenía 14 años: el sujeto —de quien no se reveló la identidad— aprovechó que se quedó solo con la menor en la casa donde vivía con su pareja (madre de la niña), informó TN.

El Diario de Cuyo señaló que ese día, la mamá de la víctima y su otra hija habían salido a la peluquería. El medio agregó que justo en ese instante, el violador terminó de ducharse y entró a la habitación de la menor, quien, debido a una enfermedad muscular, apenas pudo lanzarle un desodorante para tratar de evitar la violación.

“Si decís algo, te mato”, le dijo el agresor a la víctima, luego de violarla, recogió el mismo periódico.

De acuerdo con ambos medios citados, la menor rompió el silencio 7 meses después de la violación, y hasta ahora el hombre fue condenado a 10 años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado.

Durante el juicio, el sujeto se quejó con su abogado de que le habían dado “mucho” tiempo en la cárcel por lo que hizo, concluyeron los dos medios.