Según Carabineros, el tornado pasó principalmente por la zona donde se ubica el terminal de microbuses de esa ciudad, situada a 513 kilómetros al sur de Santiago, causando temor en la población.

El fenómeno climático, inusual en tierras chilenas, provocó cortes de luz, voladuras de techos, caídas de postes del alumbrado público, volteó algunos vehículos pequeños y camiones y explotaron varios transformadores de la energía eléctrica.

En declaraciones a CNN Chile, el alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, confirmó que hay personas heridas “pero no graves”, y que el fenómeno climático no había sido anticipado por el Servicio Meteorológico.

Según el balance de las autoridades, al menos 12.000 personas quedaron sin energía eléctrica; hay 16 personas heridas y seis viviendas afectadas.

Además, una torre de alta tensión que cayó en la avenida Sor Vicenta destruyó cuatro vehículos, muchas viviendas resultaron sin sus techumbres y postes del alumbrado público quedaron sobre las casas.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, envió un saludo a los habitantes de Los Ángeles: “Mi apoyo y solidaridad a los afectados del tornado que hoy golpeó a Los Ángeles, destruyendo viviendas, arrancando techos e interrumpiendo servicio eléctrico”, añadió el Mandatario.

“Estamos coordinados con el Intendente, quien está en la ciudad presidiendo el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) y coordinando ayuda para reparar daño causado”, precisó.

Por su parte, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, envió un “solidario apoyo” a todos los vecinos de Los Ángeles “y especialmente a quienes han resultado víctimas del tornado”, recalcó.

Varias ambulancias debieron concurrir urgentemente a los sectores afectados y atendieron en la vía pública a los heridos.

Los Bomberos también informaron sobre la caída de un rayo sobre una casa la que comenzó a incendiarse.

Desde Meteorología no descartaron que se trate de una tromba marina que ingresó a tierra formando un tornado que en este país sudamericano no suelen suceder.

No obstante, recordaron que en marzo del pasado año, un pequeño tornado, también inédito en esa zona, afectó a la ciudad de Puerto Montt, a 1.044 kilómetros al sur de Santiago, que dejó unas 35 viviendas dañadas y un colegio.

Según la policía, la gente en la ciudad de Los Ángeles se ha mantenido expectante en la vía pública pese a la fuerte lluvia que comenzó a caer después del tornado.