Esto no puede durar más. Estamos haciendo todo lo posible para mantener la seguridad de nuestro balneario, y ahora esto…”, se quejó la alcaldesa de la localidad, Daphné Dumery.

Según testimonios recogidos por la radio-televisión RTBF, los incidentes fueron iniciados por un grupo de jóvenes a los que se pidió que respetaran las medidas de seguridad impuestas contra la propagación del COVID-19.

Las personas se rebelaron contra la policía tras haberles ordenado abandonar la playa, indicó el diario Het Laatste Nieuws. 

Se produjo una violenta pelea con varias decenas de personas y la policía local tuvo que pedir refuerzos, pues según videos difundidos en las redes sociales, estaban siendo atacados con sombrillas en la playa..

Varias ciudades y estaciones balnearias de Bélgica anunciaron este domingo la prohibición de “turistas de un día”, durante la ola de calor que azota a Europa luego de los incidentes ocurridos el sábado por el no respeto de las medidas sanitarias contra la pandemia del coronavirus.

Las comunas de Knokke-Heist y de Blankenberge tomaron esta decisión para “garantizar la seguridad pública”, indicaron los alcaldes.

“Cualquiera que venga a Blankenberge debe tener una razón válida para venir. Con esta medida intentamos restablecer la calma”, declaró la alcaldesa Daphné Dumery.

La comuna de Knokke tomó una decisión similar luego de una “decena de incidentes, tanto durante el día como durante la noche”, explicó un comunicado de la alcaldía.