De acuerdo con el diario La Repubblica, el miércoles hubo una nueva erupción que alertó a las autoridades de Sicilia, responsable de todo el archipiélago donde se encuentra el volcán. Por ello, enviaron de inmediato a los bomberos para frenar los incendios forestales que generó la lava que salió.

Afortunadamente, nadie salió herido, y apagaron el fuego en las siguientes horas gracias y principalmente a la presencia de  un helicóptero que lanzaba miles de litros de agua en cada vuelo, señala el mismo medio.

Sin embargo, unos turistas que se encontraban en la zona estuvieron cerca de salir lastimados. La ceniza que caía de una vasta nube casi los cubre mientras ellos, a toda velocidad, huían del lugar en su yate.

Desde el pasado 3 de julio está prohibido escalar hasta los cráteres del Stromboli luego de la inesperada erupción que causó la muerte de un excursionista. Sin embargo, los ferrys llenos de turistas se acercan normalmente.

El volcán, que es considerado uno de los más activos del planeta, tiene su pico más alto a 920 metros de altitud mientras la base se encuentra a 2.000 metros bajo el mar, finaliza La Repubblica.

A continuación, el dramático video de los turistas huyendo de las cenizas: