Un video de 53 segundos difundido por la Policía de España evidencia los momentos de pánico que vivieron los vecinos del sector, por lo que sería un ajuste de cuentas entre bandas rivales, el pasado jueves sobre las 9:30 de la noche, hora local.

La grabación, tomada desde un piso alto de uno de los edificios de la intersección de las calles Hermanos Gómez y de los Collados, en el barrio de Pueblo Nuevo, reportó El País.

Las imágenes comienzan con varias personas reunidas en esa esquina y segundos después se escucha el primer disparo. Algunos huyen de allí, uno de ellos con un palo en la mano, mientras otros acuden a responder el ataque.

El más evidente es un joven vestido con camisa blanca y  pantalón negro que dispara en al menos cuatro ocasiones en un lapso de 5 segundos y luego se acerca a un carro blanco estacionado allí y aparentemente deja el arma en el interior, y luego se aleja caminando con tranquilidad.

Al mismo tiempo, otro joven camina cubriéndose la cabeza con un saco, como si hubiese resultado lesionado, aunque las autoridades no reportaron heridos de gravedad atendidos después del tiroteo.

Sin embargo, sí hubo afectaciones materiales. Al menos dos carros fueron impactados por las balas, así como una fachada y un árbol. La Policía Científica acudió para recoger pruebas, y encontraron “un palo de grandes dimensiones y un cuchillo”, reportaron los medios.

Este medio detalló que todo comenzó con una riña en un Pub cerca de allí. “Tras la trifulca varios jóvenes han salido huyendo del local mientras eran perseguidos por otras personas”, precisó El Mundo.

Entre tanto, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez, habló este sábado de la escena para calificarla como “incidente grave” y pidió acelerar la investigación, citó El País:

“Sabemos es que fueron incidentes muy violentos entre dos bandas latinas y estamos trabajando para esclarecer los hechos y prevenir que se puedan producir en el futuro”.

Mientras tanto, los habitantes de la zona mostraron su preocupación y una mujer le dijo a la prensa: “Ahora tenemos un poco de susto. Yo llevo tres años aquí en este barrio y nunca había pasado nada así”.