De acuerdo con la cadena Abc, Blanks, también exsoldado de la Armada de EE. UU., escuchó los gritos de sus vecinos y salió a ver qué pasaba. Ahí se dio cuenta que el tercer piso de un edificio estaba completamente en llamas.

Cuando se estaba acercando al lugar para ver si podía prestar alguna ayuda se percató de que la mamá del niño de 3 años, identificado como Jameson Long, lo iba a lanzar a un hombre para salvarle la vida, indica el mismo medio.

De inmediato, como jugador de fútbol americano salió corriendo y atrapó al pequeño, evitando que cayera de frente contra el piso y salvándole la vida, cómo se aprecia en un video que ha sido compartido profusamente en redes sociales.

Rachel Long,  de 30 años y madre del menor, fue consumida por el fuego y murió en el incendio, indica Abc, aunque no especifica por qué ocurrió el siniestro.

“Ella es la verdadera heroína de la historia porque hizo el último sacrificio para salvar a sus hijos… El niño venía girando en el aire como una hélice. Su cabeza aterrizó en mi codo”, detalló Blanks a ese medio.

El afroestadounidense comentó que a pesar de que fue un exitoso futbolista en su época de universitario, lo que más le dio agallas para salvar la vida de Jameson fue su paso por la Armada, aunque también le dio mérito a su atrapada al deporte que practicó durante muchos años.

“No me veo como un héroe. No pensé mucho, simplemente reaccioné, simplemente lo hice. El tipo que estaba allí conmigo parecía que no iba a atraparlo”, agregó Blanks a Abc.

Jameson y su hermana de 8 años fueron trasladados al hospital con quemaduras graves por todo el cuerpo, pero están estables y se espera que sobrevivan, finaliza la cadena estadounidense.