De acuerdo con la cadena Fox, el hecho ocurrió el pasado mes de febrero en el Centro Médico Regional de Chandler en Arizona (Estados Unidos) y un día después de ese golpe la pequeña sufrió una hemorragia cerebral.

En las imágenes difundidas por Derrick Rogers, papá de la bebé, se ve al médico dejar caer a Morgan (la recién nacida) sobre la cama donde la están limpiando y, luego, rápidamente alzarla, lanzando una mirada de miedo a uno de los asistentes.

Derrick y su esposa, Monique, están pensando en demandar al médico o al centro de salud, porque según ellos nunca les dijeron que ese golpe podría traerle consecuencias a su hija.

Morgan tuvo que estar 12 días en los cuidados intensivos neonatales porque tenía bajo peso. Además, en el quinto día se identificó que tenía una hemorragia de grado 1 en el lado izquierdo de su cerebro gracias a una ecografía.

A la mamá de la menor nunca se le explicó si la hemorragia estaba relacionada con su peso de nacimiento o el resultado de la caída, detalla el medio estadounidense.

“Es traumático… Pasas por el embarazo durante nueve meses para que solo dejen caer a tu bebé. No sabes si habrá daños a largo plazo, porque nadie me explicó nada” dijo a Fox Monique Rogers.