En una entrevista que Quino concedió a la W Radio en 2012, puso fin a la versión que lo daba como autor de una frase que habla de cómo debería ser la vida.

Aunque una de las entrevistadoras de ese momento estaba bastante emocionada al hablar con el caricaturista sobre ese texto, el argentino la paró en seco y le dijo que eso no era de su autoría.

En ese momento, la periodista le dijo: “Quino, hay una visión que a mi me encanta, suya, sobre cómo debería ser la vida. Y es al revés…”. Sin embargo, el artista la interrumpió.

“¡No! Eso no es mío, perdón. Me alegra que me lo pregunte, porque así vamos aclarando de a poco que eso es completamente apócrifo y que yo no tengo nada que ver con eso”, sentenció.

En ese momento agregó que hay muchas cosas de Les Luthiers o de Jorge Luis Borges que atribuyen irresponsablemente y apuntó a las redes sociales.

“Cualquiera, con Facebook o la red social, puede inventar lo que le dé la gana y la gente se lo toma como que es de uno. Hay que advertir a la gente que todos esos medios son peligrosos”, agregó en esa entrevista.

Al momento de despedirse, Quino agradeció a la emisora que le hubiera dado la posibilidad de aclarar “que esa cosa apócrifa de que yo digo que la vida tiene que empezar al revés no es mía”.

De igual forma, señaló en esa frecuencia radial que la oración “paren el mundo que me quiero bajar” tampoco es de Mafalda, su tira más conocida.

“Yo jamás hubiera puesto en boca de Mafalda esa frase. Ella no quiere que el mundo pare y ella bajarse, ella quiere que el mundo mejore”, apuntó.

A pesar de la aclaración de Quino, esa frase sigue siendo viral

Después de la muerte de Joaquín Salvador Lavado, las redes se llenaron de homenajes póstumos al argentino, y en muchos de ellos aparecía la frase en cuestión.

Ella expone que las personas, mientras pasa la vida, deben ir rejuveneciendo con los años, como en la historia de ‘El curioso caso de Benjamin Button’.

Si bien la frase puede parecer inspiradora para muchos, Quino nunca la dijo, por lo que el homenaje póstumo podría ser inadecuado.

Acá, algunas de las publicaciones:

Acá, un homenaje a la obra de Quino, sin apócrifos, que hizo el diario Clarín después de su muerte: