En la noche del jueves, Trump criticó al alcalde de Mineápolis, Jacob Frey, por su falta de liderazgo y permitir las violentas protestas, que terminaron en la quema de la estación de policía, hecho que sacó quicio al presidente estadounidense.

Al ver los numerosos videos en redes sociales de ese hecho, Trump amenazó con enviar a la Guardia Nacional y “hacer el trabajo bien”, refiriéndose a la gestión de Frey, que según él no ha hecho nada para frenar las violentas protestas.

“No puedo retroceder y ver que esto suceda en una gran ciudad estadounidense, Minneapolis. Una falta total de liderazgo. O el muy débil alcalde de la izquierda radical, Jacob Frey, actúa juntos y controla la ciudad, o enviaré a la Guardia Nacional y haré el trabajo bien”, escribió Trump en su cuenta de Twitter en la noche del jueves.

Ahora, en la mañana de este viernes, Donald Trump comunicó a través de la misma red social que la Guardia Nacional ya llegó a Mineápolis para tomar cartas en el asunto.

George Floyd no habrá muerto en vano. Respeten su memoria”, escribió el presidente estadounidense.

Las protestas en esta ciudad del estado de Minnesota comenzaron cuando se viralizó en redes sociales el video donde un policía somete brutalmente con la rodilla a George Floyd, un afroamericano que le rogó que lo soltara porque no podía respirar y que posteriormente falleció.

Aunque al inicio las protestas, en su mayoría, fueron pacíficas, con las multitudes contenidas por las fuerzas de seguridad, en las últimas horas hubo saqueos en una treintena de tiendas e incendios en los alrededores de la estación de policía donde trabajaban los oficiales involucrados en el caso.

Los cuatro agentes involucrados en el arresto de Floyd fueron despedidos y las autoridades locales y federales están investigando el caso. Pero aún no se han presentado cargos, lo que alimenta la ira y la frustración de los ciudadanos de Mineápólis.

Estos policías deben ser arrestados de inmediato”, dijo Philonise Floyd en CNN, exigiendo entre sollozos la pena de muerte para los responsables de la muerte de su hermano. 

La gente está cansada de ver morir hombres negros, constantemente, una y otra vez”, agregó. “Me gustaría que los (manifestantes) fueran pacíficos, pero no puedo obligarlos, es difícil”.