“¡No nos equivoquemos!”, escribió el exmandatario colombiano, cuestionando que se le denominara así a la salida de Morales “después de presentarse como un candidato ilegítimo, celebrar unas elecciones fraudulentas y conocer el informe oficial de auditoría de la OEA”.

Fue entonces que citó a Ospina Pérez: “Vale más un Presidente muerto que un Presidente fugitivo”:

Las críticas no se hicieron esperar:

Lo curioso del caso es que la frase de Ospina Pérez ha sido incluso llamada “célebre” pues en su momento demostraba el valor del presidente que estuvo en el poder entre 1946 y 1950. La frase se pronunció en medio de la agitación del ‘Bogotazo’ tras el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán. En medio del caos, Ospina sostuvo que no abandonaría su puesto y preferiría morir a dejar el país en la situación en que se encontraba.

¿Qué le sugería entonces Pastrana a Morales?