Contrario a lo que se ha dicho hasta ahora, que ninguna persona ha logrado hacer contacto con esta tribu que se ha mantenido tal cual desde el periodo neolítico (el final de la edad de piedra, hace más de 10.000 años), existe un antropólogo indio de 84 años que durante décadas los visitó e incluso hizo amistad con ellos, recoge el portal LadBible.

TN Pandit, el antropólogo que los ha contactado, asegura que son gente de paz, que si bien a él mismo lo amenazaron en varias ocasiones, dichas advertencias jamás habrían llegado a la violencia física y menos la de cometer asesinato, pues él fue lo suficientemente sensato para retirarse antes de que la situación empeorara.

Arco y flecha

Artículo relacionado

Con arcos y flechas, tribu del neolítico mata a extranjero que quería hacer contacto

“El misionero Chau cometió un error y fue el no retirarse cuando tuvo la oportunidad”, dijo Pandit citado por LadBible; y agregó: “Tuvo oportunidad de salvarse pero persistió y pagó con su vida”.

Pandit recuerda que sus intentos por hacer contacto con esta comunidad comenzaron en 1967, pero no tuvo éxito. Fue en 1991, según el portal, cuando Pandit estaba en una lancha en la costa de la isla Centinel con algunos alimentos que le quería regalar a la tribu, en que se realizó el primer contacto.

“Ellos se acercaron a nuestro bote, por iniciativa propia. Estábamos muy sorprendidos”, relata Pandit, que dijo que él y sus acompañantes se pudieron bajar del bote en un sitio donde el agua les llegaba al cuello, pero no se les permitió tocar tierra firme.

Misionero

Artículo relacionado

“Dios, no quiero morir”: último mensaje de joven a quien tribu neolítica mató a flechazos

Desde ese entonces, el gobierno indio prohibió la entrega de regalos o comida a la tribu, así como cualquier intento de hacer contacto con ellos, para protegerlos de enfermedades e influencias modernas, y asegura que no es correcto verlos como un pueblo hostil:

“Ellos no van a otros sitios a buscar problemas y tienen todo el derecho de no querer ser molestados”, dice el gobierno.