Veterinaros en Bangkok operaron este lunes al animal, una tortuga hembra verde que tenía una bola de 5 kilos de peso que alcanzó a agrietar su caparazón y le causó una infección que puso su vida en riesgo, informa The Guardian.

Cinco cirujanos de la Universidad de Chulalongkorn fueron los encargados de llevar a cabo la operación, que duró 4 horas, mientras el animal estaba completamente anestesiado. La bola de monedas era tan gran de que no fue suficiente con hacerle una incisión de 10 centímetros. Varios de los metales estaban corroídos o parcialmente disueltos.

El resultado es satisfactorio. Ahora depende de Bank cuánto se pueda recuperar”, dijo el equipo de cirujanos.

Para detectar el problema del animal fue necesario un escáner 3D. Además de las 915 monedas, se encontraron 2 anzuelos, que también fueron extraídos durante la operación. La líder de los cirujanos, Pasakorn Brikshavana, dijo que se sintió furiosa cuando se dio cuenta del motivo del malestar de Bank:

Me sentía enojada porque los humanos, así no hubieran querido hacerlo o lo hubieran hecho sin pensar, hayan causado daño a esta tortuga”.

También afirmó que era difícil imaginar cómo Bank había logrado tragarse toda esa cantidad de monedas, y agregó que este es el primer caso de este tipo que enfrenta a lo largo de su vida profesional, informa Bangkok Post.