Durante el gobierno de Donald Trump el embargo estadounidense hacia Cuba se recrudeció como pocas veces en 60 años y los visitantes empezaron a escasear, lo que tiene a la isla en un retroceso de 11 % de su economía.

El turismo cayó de 4,3 millones de visitantes en 2019 a 1,1 millones en 2020, mientras que la pandemia empeoró las cosas, pese a que Cuba es uno de los países menos afectados de la región con 40.765 contagios y 277 fallecidos.

Es por las anteriores razones que las fotografías de los viajes y los lujos del nieto de Fidel castro han causado escozor entre los cubanos y los críticos del régimen.

Hay que destacar que dichas publicaciones se mantienen privadas, pero aun así han hecho mella entre la población, que se pregunta cómo un cubano, familiar del creador del régimen que en teoría propende por la igualdad, salga a presumir de esa forma en redes sociales.

El joven Tony muestra fotos en Barcelona, junto a la iglesia de la Sagrada Familia; en París, junto a la torre Eiffel; conduciendo un lujoso automóvil o tomando el sol en la cubierta de un yate.

Este trino muestra a Tony mientras conduce un auto BMW de lujo:

Aquí, el joven Castro toma el sol en un yate:

Este video de Radio Martí, con sede en Miami, registra la noticia de Tony Castro y las lujosas propiedades que ostenta: