“Informan de disparos cerca de Kennedy. Corre, Escóndete, Lucha. Ponte a salvo inmediatamente”, tuiteó el departamento de emergencia de la universidad estadounidense.

Los servicios de emergencia reportaron que dos personas habían fallecido, mientras que otros dos estudiantes fueron heridos de gravedad y dos más estaban siendo atendidos con lesiones menos serias. Una televisora local filial de Fox dijo que los muertos eran jóvenes de 17 y 18 años.

El departamento de policía local identificó al atacante como Trystan Andrew Terrell, de 22 años.

Imágenes de videos divulgados en redes sociales mostraban a los nerviosos estudiantes saliendo del campus con las manos en alto. “Fue una experiencia realmente aterradora escuchar los disparos y tener que correr… Nunca pensé que tendría que experimentar algo como esto”, dijo un estudiante a la cadena NBC News.

La alcaldesa de Charlotte, Vi Lyles, dijo que se encuentra “en shock” después de escuchar del incidente. “Mis pensamientos están con las familias de los que perdieron la vida, los que fueron heridos, la comunidad entera de UNCC y los valientes socorristas que se lanzaron a la acción para apoyar a otros”, escribió en Twitter.

El tiroteo se da sólo unos días después de que un adolescente abrió fuego en una sinagoga en Poway, California, matando a una persona e hiriendo a otras tres. Se trata del último evento de este tipo en una cadena de tiroteos masivos en todo Estados Unidos.

De acuerdo con cifras del gobierno, 40.000 personas fueron asesinadas en 2017 con armas de fuego en Estados Unidos, dos tercios de ellas se suicidaron, el más alto nivel en cinco décadas.