Dos amigos de la joven presenciaron lo ocurrido, pues ellos eran los que le estaban tomando la foto. Los menores no tienen claro si Ekaterina se resbaló o se tropezó con el borde del techo, informó Daily Mail citando medios locales.

El diario británico agregó que la jovencita y sus amigos llegaron al techo del edificio porque encontraron una puerta abierta que los dirigió hasta allí. La policía, que no se explica cómo pudo suceder esto, inició una investigación.

“¿Por qué el mundo se lleva a tanta gente feliz?”, fue la pregunta que se hicieron varias amigas de la adolescente, a quien describieron como “un rayo de sol”. Ellas también reunieron dinero para su funeral, que tendrá lugar este jueves 13 de junio, indicó el diario británico.

No es la primera vez que se registra un caso como este en el mundo. En abril de este año, por ejemplo, una universitaria que estaba próxima a graduarse subió hasta el último piso de una torre en Nueva York para tomarle fotos a la ciudad. Ella se tropezó con unos escombros, cayó al vacío, desde 12 metros de altura, y murió.