De acuerdo con el funcionario, Brasil será el primer país de la región en recibir el medicamento contra el coronavirus debido a que es el actual epicentro de la pandemia en el mundo, indicó Actualidad RT.

“Recibimos una solicitud de más de 50 naciones para exportarles el avifavir y, por supuesto, nuestra prioridad son aquellos territorios donde el número de infecciones por COVID-19 está aumentando considerablemente”, enfatizó Dmítriyev en declaraciones recogidas por este mismo medio.

La cadena de noticias, igualmente, señaló que el objetivo de la entidad es cubrir la gran escasez que existe actualmente en América Latina de medicamentos antivirales, para combatir la enfermedad respiratoria.

El anuncio del RDIF se da un día después de que la compañía Ipharma les ofreciera la droga a diversos representantes de entidades sanitarias, gobiernos, agencias y especialistas de Latinoamérica.

Este tratamiento, según Natalia Vostokova, jefa de operaciones de la farmacéutica rusa, ya fue utilizado en más de 30.000 pacientes contagiados, mostrando resultados positivos y un bajo porcentaje de efectos secundarios (17,5 %).

Vostokova, además, afirmó que el 65 % de los infectados que tomaron el avifavir solo necesitó cuatro días para superar el virus en su totalidad, mientras que el 85 % dio negativo en las pruebas al quinto día.

A pesar de que fue aprobado por el ministerio de Salud de Rusia el pasado 29 de mayo, algunos investigadores japoneses aseguraron que en los ensayos clínicos este medicamento no arrojó resultados definitivos sobre su efectividad para contrarrestar el COVID-19, informó la BBC News.

El informativo inglés finalmente aseguró que las pruebas se llevaron a cabo en el país nipón entre marzo y mayo, y contaron con la participación de cerca de 89 pacientes contagiados con la enfermedad.