Aunque la también actriz no dio detalles del ataque, sí contó que el pasado fin de semana tuvo que ser trasladada de urgencia a un hospital debido al ataque del animal, llamado Logan, informó Daily Star.

La modelo, a quien los médicos le salvaron su ojo izquierdo, terminó con la cara desfigurada, como se aprecia en una foto que compartió ese medio.

En una publicación de Instagram —traducida por Daily Mail—, la polaca aseguró que Logan tuvo un pasado problemático, y acusó al refugio animal de ocultarle esa información.

“Logan me destruyó la cara. Me mordió varias veces, no solo a mí y a la hija de mi vecino, sino también a la esposa del dueño anterior”, comentó Aleksandra, según el diario británico.

Ella añadió que si bien Logan era un “gran perro”, este necesitaba “atención profesional especial”, por lo que decidió devolvérselo al refugio.

El establecimiento, por su parte, acusó a la famosa de ineptitud e indicó que si bien el refugio cuenta con un servicio de orientación sobre comportamiento canino durante los 3 primeros meses de adopción, la modelo nunca solicitó esta ayuda, concluyó el rotativo.

Para ver la foto de cómo quedó la cara de la polaca, haga clic en este enlace.