Además de su necesidad de oración, el grupo se juntó para protestar contra el gobernador demócrata Gavin Newsom, responsable de mantener cerrados los sitios de oración, los templos y las iglesias con el fin de mantener a raya los contagios por coronavirus, publica el medio local ABC 10.

La multitudinaria reunión en Sacramento, capital del estado de California, incluyó un concierto liderado por el artista de música cristiana Sean Feucht (también es pastor y convocó la marcha), durante el cual se observó que muchos de los asistentes no llevaban tapabocas y no respetaron la distancia mínima de 2 metros, según el medio. También hubo niños pequeños, que cantaron (sin tapabocas ni distanciamiento) junto al artista que convocó la protesta.

“Estados Unidos fue fundado sobre la libertad de culto”, dijo el cantante, citado en el portal del comentarista conservador Todd Starnes, y agregó: “Los políticos pueden escribir comunicados de prensa. Pueden lanzar amenazas. Pueden cerrar parques. Pueden poner cercas. Pero no pueden evitar que la Iglesia de Cristo adore al único y verdadero Dios”.

Por su parte, la versión digital del canal CBS 13 señala que no es la primera vez que el pastor Feucht desafía a las autoridades, pues ya ha dado varios conciertos desde que comenzó la pandemia por coronavirus en diferentes ciudades.

Al evento asistieron personas prominentes de la región, como la senadora republicana Shannon Grove, que lanzó, citada por el medio Sacramento Bee: “Vamos a orar como nunca antes”.

El medio informa que Grove asistió al concierto a pesar de que a la congresista se le había ordenado mantenerse en cuarentena durante 14 días, hasta este jueves 10 de septiembre, después de que estuviera en contacto con un colega que dio positivo por coronavirus.

Este trino muestra una toma aérea de la gigantesca congregación, durante la cual no se reportaron personas arrestadas por violar las normas de distanciamiento social:

De otro lado, este video deja ver la cantidad de personas reunidas, muchas de ellas sin tapabocas, para exigirle al gobierno local que reabra los templos: