En medio del tradicional rezo del Ángelus, el sumo pontífice aprovechó y felicitó al gobierno del Presidente Iván Duque por impulsar esta medida, la cual tiene como objetivo regularizar a millones de venezolanos que se vieron obligados a dejar su país por la crisis.

“Me uno a los obispos de Colombia al expresar el reconocimiento por la decisión de las autoridades de implementar el Estatuto de Protección Temporal para los migrantes presentes en esa nación”, afirmó.

El papa Francisco, asomado en la ventana del Palacio Apostólico en la ciudad del Vaticano, puntualizó que esta iniciativa puede favorecer “la acogida, protección e integración” de los migrantes.

A pesar de todos los inconvenientes internos que tiene el país actualmente, el sumo pontífice argentino valoró una vez más la “valentía” del Gobierno Nacional. “Gracias a Colombia, gracias”, agregó.

“Esto no lo hace una nación riquísima y muy desarrollada, sino una con muchos problemas de pobreza y paz tras casi setenta años de guerrilla. Pero con este problema ha tenido la valentía de mirar a esos inmigrantes y hacer esa medida”, concluyó.

El mencionado Estatuto es una carta de derechos que beneficiará a cerca de 2 millones de inmigrantes venezolanos para dar soluciones de largo plazo a sus necesidades y sacar del limbo legal a aquellos que ya están establecidos en el país, incluso con hijos nacidos en territorio colombiano.

La medida, que tendrá una vigencia de diez años, les brindará a estos ciudadanos la posibilidad de hacer su vida en Colombia, de trabajar, de desplazarse dentro del territorio y ser incluidos en el sistema de seguridad social.