La menor desarrolló esa enfermedad, causada por una infección bacteriana, luego de probarse varios zapatos que otras niñas ya habían usado. La pequeña se los puso con los pies descalzos, ya que ese día hacía calor y ella solo llevaba unas sandalias sin medias, informó Metro.

 Jodie Thomas, madre de Sienna, le contó a ese medio que “fue horrible” ver a su hija temblando y “retorciéndose” del dolor en su pie derecho. Asimismo, manifestó que se “sorprendió mucho” al saber la razón de la dolencia de su hija.

De acuerdo con el diario británico, el médico que atendió a la niña dibujó con un esfero el área afectada del pie, y al otro día descubrió que la infección se había extendido por su pierna. Ante ese panorama, los doctores pensaron que lo mejor era operar.

Por fortuna, la cirugía no fue necesaria: los médicos drenaron todo el pus de la pierna y, además, controlaron la infección con antibióticos. Sienna pasó 5 días en el hospital y, aunque ya está en casa, sigue siendo monitoreada, señaló The Sun.

Ese medio también explicó que la niña contrajo la infección a través de una herida abierta. Los doctores sospechan que Sienna tenía un raspón o un corte en el pie al momento de probarse los zapatos.