La persona que llamó al número de emergencias 911 lo hizo porque en ese momento un hombre golpeaba a la madre de la joven y ella no quería que el violento escapara del lugar si se daban cuenta de que ella estaba pidiendo auxilio, destaca 13 ABC.

El operador telefónico le dijo al medio que jamás había atendido una llamada con este tipo de táctica en 14 años de servicio, detalla el medio estadounidense. El jefe de la comisaría tampoco había visto una cosa semejante en 42 años en la fuerza, al tiempo que felicitó al operador por saber entender y no colgar como probablemente habrían hecho otros operadores.

Durante la conversación, la joven pedía pizza y pudo dejar el mensaje de auxilio porque el hombre al otro lado de la línea comenzó a preguntarle detalles y ella le iba respondiendo como si estuviera hablando con un pizzero, dice el portal.

Finalmente, la policía llegó a la casa y arrestó al agresor, concluye 13 ABC.