Aziz subió un video en Twitter en donde aparece con la cabeza rapada y con varios moretones en la cara. Aunque su esposo, Mian Faisal, negó la agresión, fue arrestado y está bajo custodia policial, publica BBC.

La denuncia fue hecha por Aziz el pasado 26 de marzo y ahí relató: “Me quitó la ropa frente a los empleados. Ellos me sujetaron mientras me rapó el pelo y lo quemó. Mi ropa tenía sangre. Me ataron a una tubería y me colgaron del ventilador”, explicó.

Luego, aseguró que la policía retrasó el procedimiento luego de dar a conocer los hechos. Según el rotativo inglés, las autoridades se defienden explicando que visitaron la casa de la mujer pero que su casa estaba cerrada y que trabajadores del edificio les negaron la entrada.

El video hizo tanto impacto en redes sociales que el viceministro del Interior de Pakistán, Sheheryar Afridi, lo vio y llamó la atención de la policía, que ahí actuó y capturó a Mian Faisal, explica BBC.

El hombre dijo a las autoridades que su esposa empezó a cortarse el pelo luego de consumir drogas alucinógenas y que él, también bajo ese efecto, le “ayudó” a terminar el trabajo.