El distrito de Gaya, a unos cien kilómetros de Patna, la capital de Bihar, es uno de los más afectados por las altas temperaturas, que han rondado los 50 grados la última semana en varios estados de país.

Además de los muertos, otras 100 personas han sido hospitalizadas desde el sábado afectadas por la ola de calor en esa localidad, dijo Vijay Kumar, portavoz del Departamento de Salud del distrito.

El número de fallecidos en esta región podría aumentar, ya que las autoridades continúan recopilando la información de las últimas veinticuatro horas, advirtió el portavoz.

A causa de las agobiantes temperaturas, la administración del distrito ha prohibido las reuniones públicas masivas y los trabajos de construcción y de alta exigencia física entre las 11:00 y las 16.00 horas.

El instituto meteorológico ha emitido en los últimos días una serie de recomendaciones a los ciudadanos que los exhortan a evitar la exposición al calor, mantenerse cerca de lugares frescos y estar hidratados.

Además, ha alertado de las extremas precauciones que deben tenerse con las comunidades vulnerables.

Con la llegada del calor, se produce una ausencia de lluvias y empeoran los problemas generales de acceso al agua, conforme comienzan a secarse los pozos que surten de agua a los poblados y que sirven de bebederos para los animales.