El médico, que había reportado ese tipo de alergia a esa comida de mar, se recuperó rápidamente con un tratamiento, informó el New York Times. 

Las agencias federales de medicamentos están evaluando qué fue lo que causó la reacción alérgica del hombre, teniendo en cuenta que esta es la primera que se conoce sobre la vacuna de la farmacéutica estadounidense Moderna.

En diálogo con ese medio, el médico contó que después de recibir la inoculación sintió mareos y una alteración de las palpitaciones del corazón. Posteriormente, debió autoinyectarse con su dosis de epinefrina (EpiPen), la cual carga para sortear posibles reacciones alérgicas en los alimentos, añadió ese rotativo. 

Un portavoz del centro médico en el que el oncólogo trabaja confirmó que el doctor fue evaluado y tratado allí mismo y posteriormente fue dado de alta ante la rápida recuperación de sus signos vitales. 

Voceros de Moderna consultados por el New York Times dijeron que el equipo de seguridad médica de la compañía investigará el incidente y remitieron las demás preguntas al programa federal que distribuye las vacunas contra el COVID-19 en Estados Unidos. 

“Siento que, si no tuviera mi EpiPen conmigo, estaría intubado ahora mismo, porque era así de severo”, manifestó el médico que sufrió la reacción alérgica, en palabras recogidas por el Boston Globe.

Este es el centro médico en el que fue atendido el hombre después de su reacción alérgica:

Ese periódico añadió que la mayoría de los efectos secundarios observados en los estudios clínicos de la farmacéutica Moderna (dolor de cuerpo, fiebre, dolor de cabeza y fatiga) se consideraron leves o moderados, pero no peligrosos. Asimismo, que un número relativamente pequeño de personas experimentó los eventos adversos más graves. 

Después de los casos iniciales de reacciones alérgicas a las inyecciones de Pfizer, los Centros para el Control y Prevención de enfermedades de Estados Unidos (CDC) emitieron un aviso de que las vacunas de Pfizer y Moderna podrían no ser apropiadas para personas con antecedentes de anafilaxia a los ingredientes de cualquiera de las inyecciones, señaló el New York Times. 

La anafilaxia, que generalmente ocurre minutos después de la exposición a una sustancia desencadenante, puede afectar la respiración y causar caídas bruscas de la presión arterial, lo que puede poner en peligro la vida, concluyó ese rotativo.