Yingjie empezó a tomar la temperatura de la gente desde el pasado 25 de enero y el 3 de febrero falleció debido a un paro cardiaco por agotamiento laboral, según publica el diario local The Paper.

La jornada del médico comenzaba a las 4 de la tarde y terminaba a la media noche, pero muchas veces se quedaba hasta más tarde, pues también era jefe adjunto del departamento farmacéutico de un hospital local, donde entregaba medicamentos en la zona y aunque le decían que descansara, él insistía en trabajar, detalla el mismo medio.

Fue en la medianoche del pasado lunes que llegó exhausto a su dormitorio compartido y minutos después murió por el paro cardiaco, indica el rotativo chino.

Este jueves, China confirmó 3.694 nuevos casos de coronavirus, por lo que la cifra de contagiados superó los 28.000. Además, ya hay 563 muertos en el país asiático por este brote.