De acuerdo con el diario Miami Herald, Craig Artez Brewer, de 41 años, se enfrascó en una fuerte pelea con Ezekiel Luke Hicks, de 25 años, luego de que decidió pagar las comidas de los comensales y, además, repartir billetes de 20 dólares.

Sin embargo, a Brewer se le pasó hacer lo mismo con una mujer y el joven lo increpó. Los dos protagonistas de la historia se fueron a los golpes, mientras el resto de personas trataron de separarlos, explica el medio estadounidense.

Luego, Hicks salió del restaurante y parecía que la disputa había terminado, pero no fue así. Un par de minutos después regresó con una pistola y empezó a amenazar a Brewer. Después de varios insultos de lado y lado, el asesino le disparó en la cabeza al hombre de 41 años y lo mató instantáneamente, detalla el mismo rotativo.

Uno de los testigos llamó de inmediato a la policía y lograron capturar a Hicks, horas después en las cercanías del Waflle House.

Ezekiel Luke Hicks fue acusado de asesinato premeditado en primer grado y portación de un arma de fuego sin licencia. El joven está recluido sin fianza en la cárcel del condado de Alachua, finaliza Miami Herald.