Areica Hill, madre del pequeño y de 31 años, contó a la cadena NBC que el pasado miércoles 16 de octubre se despertó por los ladridos de un perro que estaba dentro de su casa y se espantó al darse cuenta de la situación: “Me levanto y camino hacia mi puerta, veo a una mujer blanca, inclinada sobre la bañera con mi hijo”.

Luego, con la ayuda de su novio, que dormía con ella, sometieron a la intrusa y la contuvieron hasta que llegó la policía de Columbus, explica el mismo medio y añade que la joven arrestada fue identificada como Elizabeth Hixon.

Hixon se defendió y en la declaración jurada ante las autoridades dijo que nunca tuvo intención de hacerle algún daño y que ingresó a la casa porque el niño, que no resultó herido durante el incidente, estaba afuera y la puerta de la vivienda estaba sin seguro, detalla la cadena estadounidense.

Además, la madre de Hixon afirmó a NBC que su hija ingresó a la casa con “buenas intenciones”.

La joven de 22 años fue acusada de allanamiento de morada y posteriormente liberada bajo fianza, pero Areica Hill espera que se presenten nuevos cargos en su contra, mientras finaliza la investigación policial, finaliza ese medio.