De acuerdo con el portal Oregon Live, el suceso aconteció  a las 9:10 de la mañana del pasado sábado en el parqueadero de una supermercado de la ciudad de Beaverton.

Según el relato de la policía, citado por el mismo medio, la mujer estacionó su Honda Pilot plateado 2013, matrícula 357 GLV justo enfrente de la entrada principal de la tienda Basics Meat Market para comprar un litro de leche y carne.

Aunque no estaba lejos del vehículo, la mujer dejó a su hijo dentro del auto con el motor encendido y las puertas abiertas. El ladrón vio la oportunidad del hurto y emprendió la huida.

El delincuente se dio cuenta de que un niño de 4 años estaba sentado detrás de él. De inmediato dio media vuelta y regresó con la madre para reprenderla por dejar al niño en el auto, detalla el medio estadounidense.

“De hecho, regañó a la madre por dejar a su hijo en el carro y amenazó con llamar a la policía”, explicó el oficial Matt Henderson, portavoz de la policía de Beaverton, a Oregon Live.

El ladrón, un hombre entre los 20 y 30 años que tenía el cabello trenzado de color, obligó a la mujer a sacar al niño del carro y volvió a huir.

Obviamente, estamos agradecidos de que haya devuelto al pequeño y haya tenido la decencia de hacerlo”, dijo Henderson, pero aclaró que, claramente, lo están buscando porque es un delincuente, finaliza el mismo medio.