El hombre —identificado como John Doe, un nombre ficticio para proteger su privacidad— dio positivo en la prueba, pero lo ignoró por completo durante 25 años porque los médicos no le avisaron, informó ABC News.

Las normas señalan que los médicos (trabajadores del gobierno estadounidense) debían notificarle el resultado; sin embargo, “en clara contravención del estándar de atención, el señor Doe no fue informado de la prueba positiva por VIH”, indica la demanda, citada por el diario.

El medio señaló que el Departamento de Asuntos de Veteranos estaba a cargo de Doe, luego de que en 1976 sufriera un accidente en un buque de guerra que lo dejó con lesiones físicas y mentales, reportó ABC.

Según el mismo medio, en septiembre de 2018, el hombre descubrió que tenía VIH desde hace más de 20 años gracias a una visita médica de urgencia a un hospital que no está relacionado con ese departamento.

Chad McGowan, abogado del veterano, manifestó al diario que su cliente padeció dolor en los músculos y en las articulaciones sin ser tratado correctamente debido a la falta de diagnóstico; asimismo, afirmó que Doe se siente “extremadamente culpable” por las novias que ha tenido en los últimos años.