A las jóvenes de 21 y 18 años tampoco les gustó que el portero del almacén les pidiera que se aplicaran gel antibacterial en las manos antes de ingresar, el domingo pasado, señala The Washington Post.

El diario capitalino cita a los acusadores de la fiscalía, que aseguran que las mujeres entraron en cólera y, mientras la hermana menor sujetaba al hombre del pelo, su hermana de 21 fue la que le asestó las 21 puñaladas al guardia, quien por fortuna no murió y, por el contrario, logró cerrar las puertas del almacén con las mujeres adentro, hasta que llegó la policía y realizó el arresto.

Una juez de la ciudad ordenó la encarcelación de las mujeres sin el beneficio de salir bajo fianza, acusadas de intento de homicidio en primer grado: “Es aterrador”, dijo la jueza.

La corte decidió que el pedido del celador acerca de usar tapabocas y desinfectarse las manos está acorde con la normatividad del estado de Illinois sobre el uso obligatorio del tapabocas.

El diario sensacionalista británico The Sun brinda un detalle acerca del arma que usaron las mujeres: se trató de una peinilla afilada para simular y actuar con la misma efectividad de un puñal para hacer daño.

Antes del brutal ataque, el medio señala que una de las hermanas, ofendida por la solicitud del guarda, lo habría agredido con una caneca de basura, luego de que este tratara de quitarles el celular con el que las violentas mujeres comenzaron a grabarlo.