El montaje, de hecho, data de 2013, cuando la tormenta Alexa afectó algunas zonas de Egipto. Sin embargo, ha sido reencauchado para las épocas invernales de 2016 y 2017, y también en los últimos días, ya que ha sido replicada más de 300 mil veces en redes, según El País.

Esta es la imagen que se usó como base para el montaje:

Pinterest

El montaje tuvo su primer impulso en 2013, cuando fue compartida por una cuenta independiente que difunde datos históricos. A pesar de que sí estaba haciendo frío en el país, las pirámides nunca estuvieron cubiertas de nieve. En esa ocasión, además, se dijo que era la primera vez que eso pasaba en 112. La misma cantidad de años ha sido retomada para la difusión ‘versión 2018’ del montaje.

El artículo continúa abajo

La imagen falsa también recordó una nevada (que sí fue verdadera) que hubo en el territorio del desierto del Sahara que queda en Argelia, en el norte de África, en enero de este año, cuando las dunas de arena rojiza se mezclaron con el blanco de la nieve, lo que produjo unas bellas y extrañas postales que fueron difundidas rápidamente en internet.

Además, la foto puede llegar a ser creíble luego de que en las últimas semanas se han difundido imágenes y videos que muestran la magnitud del invierno que ha golpeado varias zonas de Europa. Egipto, a pesar de no quedar muy lejos del ‘viejo continente’, no ha llegado a sentir las nevadas con tal intensidad. Así que no coma cuento.