La primera ministra de Barbados, Mia Mottley, indicó que pondrán en marcha este programa, denominado ‘Sello de Bienvenida’, en un intento por reactivar la economía de la isla, pues el turismo (que representa aproximadamente el 40 % de su PIB) se vio afectado por la pandemia, informó Forbes.

El próximo 12 de julio, Barbados reabrirá sus fronteras para los vuelos internacionales; sin embargo, el gobierno aún no ha definido desde cuándo los extranjeros podrán acceder a la oferta del teletrabajo.

Aun así, ya hay una condición para los interesados: tendrán que hacerse una prueba de coronavirus antes de viajar, y deberán llevar el resultado (negativo) para demostrarles a las autoridades que no están contagiados, señaló el gobierno de Barbados en su página web.

CNBC señaló que si bien la isla estuvo bajo estrictas restricciones durante varios días para evitar la propagación del COVID-19, el gobierno ya flexibilizó las medidas. En este momento, según el medio, se mantiene un distanciamiento físico de un metro y se permiten eventos sociales de hasta 500 personas.

Ese canal estadounidense también reportó que, hasta el momento, se han registrado 98 casos de coronavirus en la isla y 7 muertes por el virus.