“El Consejo de Ministros (de España) en su reunión del 16 de febrero de 2021, ha acordado la entrega en extradición de Carlos Marros a las autoridades de Colombia, en ejecución de extradición a la que accedió la Sección 3ª de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional”, señala un documento de la Cancillería de Colombia, citada por El Espectador.

Según recuerda La FM, el empresario fue responsable de elaborar un plan para desviar una tutela radicada en los juzgados civiles de Bogotá con el fin que llegara directamente al despacho del juez Reinaldo Huertas (que enfrenta un proceso penal) para que este avalara las medidas cautelares que beneficiaron a la empresa de Carlos Mattos, a la cual los coreanos de Hyundai le habían quitado la representación de su marca en Colombia.

Mattos es señalado de haber sobornado a funcionarios y trabajadores de la Rama Judicial (incluidos jueces) con el fin de alterar todo el sistema de repartos y así direccionar la tutela, unos 2.500 millones de pesos en sobornos se habrían repartido entre los involucrados.

Finalmente, la justicia española se pronunció a favor de que Mattos sea enviado a Colombia para que responda ante la ley por los delitos que se le imputan en el caso Hyundai, un proceso que el mismo Mattos ha dilatado.

Por su parte, el juez Reinaldo Huertas, que estuvo preso luego de que la Fiscalía lo acusara de recibir millonarias coimas para dictar “una medida cautela favorable” a Carlos Mattos, por el caso Hyundai, está libre y ejerciendo.

El juez obtuvo su libertad en 2019 por vencimiento de términos, y de ahí “salió directo a los estrados en los que su señoría ya tiene a cargo más de 500 casos”, denunció en su momento el periodista Daniel Coronell.