Barbara Lewandrowski, portavoz del Cementerio Nacional de Arlington, dijo que la evacuación se cumplió en completo orden sin dejar personas afectadas o heridas, sobre las 9:30 de la mañana.

También informó que los funcionarios del cementerio están revisando cada lugar de la necrópolis para asegurarse de que ya no hay amenaza, dice The Washington Post.

A través de sus redes sociales, el cementerio informó que a pesar de estar cerrado para el público general, sigue disponible para oficiar servicios funerarios.

El artículo continúa abajo

 

El Cementerio Nacional de Arlington es el lugar en el que reposan los restos de más de 400 mil personas. Para tener una tumba allí, es necesario haber servido en las fuerzas militares, o ser esposa o hijo de alguien que haya estado en el ejército estadounidense, dice Newsweek.

Cerca de 3 millones de personas visitan el cementerio cada año.