El balance de fallecidos aumentó un 18,8 % respecto al jueves en España, el segundo país del mundo con más muertos por coronavirus.

Aunque Italia es el país con el mayor número absoluto de fallecidos, unos 8.200 según el último balance, España presenta un número diario superior, ya que del lado italiano se reportaron el jueves 662 nuevas muertes.

El balance diario español es por tanto ahora mismo el más elevado del mundo. 

El incremento de este viernes marca una inflexión en términos absolutos respecto al jueves, cuando los fallecidos reportados, 655, habían sido menos que los del día anterior, 738.

Las regiones más golpeadas siguen siendo la de Madrid, con casi la mitad de muertos (2.412), y Cataluña (880). 

El número de casos confirmados se incrementó a su vez un 14 % en 24 horas.

Igualmente, el número de personas que han sanado ascendió este viernes a 9.357, un 33 % más que el jueves, según los datos difundidos por el gobierno de Pedro Sánchez.

Cada vez tenemos más pacientes a los que se les da de alta“, apuntó en rueda de prensa Fernando Simón, director del centro de emergencias sanitarias, dependiente del ministerio de Sanidad.

Para prevenir los contagios y la expansión de la enfermedad, los más de 46 millones de habitantes del país llevan bajo confinamiento desde el 14 de marzo, y seguirán así hasta el 11 de abril al menos.

Las salidas de la casa solo se permiten para comprar comida o medicamentos, acompañar a personas dependientes o ir a trabajar, en el caso de aquellos que no puedan hacerlo a distancia.

El gobierno español espera en breve poder practicar tests rápidos de forma masiva entre la población, para conocer mejor el alcance de la pandemia en el país. Sin embargo, esas pruebas estarían saliendo defectuosas.

Según dijo el jueves el ministro de Sanidad, Salvador Illa, lo conveniente sería efectuar 50.000 tests diarios, frente a los entre 15.000 y 20.000 que se han venido practicando hasta ahora con un método más laborioso.