Aunque no se reveló la identidad del británico, el diario The Sun asegura que se trata de un exbanquero que se retiró y ahora vive disfrutando de su fortuna en la paradisíaca Curazao.

El sujeto se dirigió a una casa de apuesta privada en esa isla y apostó, luego de preguntar a varios conocidos sobre su pronóstico de las elecciones de Estados Unidos, 5 millones de dólares (más de 19.000 millones de pesos) por la reelección de Donald Trump, explica el mismo medio.

Un amigo cercano del británico le recomendó que si invertía esa fortuna podría ganar 3 veces esa cantidad, es decir que si el candidato republicano es el vencedor recibirá un cheque por 15 millones de dólares, es decir unos 60.000 millones de pesos.

“Se corrió la voz de esta apuesta y creemos que es la más grande jamás realizada en política”, explicó al rotativo británico una fuente de la industria de las apuestas.

En Estados Unidos está prohibido apostar a resultados políticos, sin embargo es una práctica común en muchos otros países.

“Este es un mercado enorme… Es 2 veces más grande que 2016. Fácilmente lo convierte en el evento político más grande de la historia”, dijo por su parte Matthew Shaddick, director de apuestas políticas de la firma británica azar GVC.

The Sun añadió que otra persona, en Reino Unido, apostó un millón de libras esterlinas a la victoria de Joe Biden, el candidato demócrata que por ahora sigue siendo el favorito en las casas de apuesta.

Si bien se ha apostado más dinero por Donald Trump, podría ser revelador que las diez apuestas más importantes estén todas en Joe Biden”, dijo un portavoz de Betfair, finaliza el diario inglés.