De acuerdo con el diario ABC, varios profesionales de la salud del del hospital del municipio de Toledo denunciaron ante las directivas del centro médico un episodio violento de agresiones verbales y amenazas” protagonizado por la mujer en gestación y su pareja.

El cuerpo médico que atendió el embarazo señaló que esas personas no quisieron cumplir el protocolo seguridad contra el COVID-19 y no usaron tapabocas durante el parto, indica el mismo medio.

La embarazada llegó al hospital sin tapabocas el pasado 19 de agosto luego de romper fuente. Las enfermeras le pasaron una mascarilla, pero tanto ella como su pareja se negaron a ponérsela, lanzando exclamaciones agresivas y amenazas contra el personal del hospital de Toledo, detalla el rotativo español.

Luego del parto, como protocolo, a la mujer le practicaron la prueba PCR de coronavirus y el resultado fue positivo. Por ello, el hospital se vio obligado a poner en cuarentena a varios de sus empleados y hacer pruebas a otros más, agrega ABC.

“Esta pandemia la paramos todos colaborando y cumpliendo las indicaciones, recomendaciones y normativas de las autoridades, o, el ímprobo esfuerzo que han realizado y siguen realizando los profesionales sanitarios, no habrá servido para nada; hecho que sería lamentable y de un tremendo coste, sanitario, social y económico”, expresó el Colegio de Enfermería de Toledo luego de conocer este suceso.