Trump insiste en que Estados Unidos necesita una fuerza que se dedique a proteger satélites y a imponer la presencia de su país en el espacio.

Según una propuesta del Pentágono, la Fuerza Espacial sería una rama independiente del ejército, pero quedaría bajo el dominio de la Fuerza Aérea, de la misma forma que la Armada supervisa al cuerpo de Marines.

“China y Rusia han armado el espacio con la intención de poner las capacidades estadounidenses en riesgo”, dijo el secretario de Defensa, Patrick Shanahan, al Comité de las Fuerzas Armadas del Senado, cuya aprobación busca para la nueva fuerza.

El Pentágono no ha creado un nuevo cuerpo desde la Fuerza Aérea en 1947.

“La conclusión es que el próximo gran conflicto podría ganarse o perderse en el espacio”, dijo Shanahan ante el Comité del Senado.

Pero los congresistas no parecían tener tan clara la necesidad de crear una fuerza militar solamente para asuntos espaciales.

“No entiendo cómo el hecho de poner un nuevo apartado en un organigrama nos va a ayudar a responder al nuevo reto que afrontamos. Estoy realmente indeciso y, cómo puede comprobar, soy escéptico” respecto a esa idea, declaró el senador de Maine, el independiente Angus King.

El republicano Tom Cotton de Arkansas también cuestionó la idoneidad de crear un nuevo cuerpo, frente a la posibilidad de incluir a éste en una de las fuerzas existentes.

El general Joseph Dunford, jefe de del Estado Mayor Conjunto de EEUU, recordó que el proyecto de Fuerza Espacial ya se sugirió hace dos años antes de ser descartado.

En aquel momento, Dunford dijo que tenía dudas sobre la necesidad de crear ese cuerpo, pero ahora defiende ese proyecto.

El general John Hyten, que dirige el Comando Estratégico de Estados Unidos, afirmó que la Fuerza Espacial era inevitable porque su país siempre ha creado un cuerpo militar para afrontar cualquier ámbito en el que ha sido disputado.

La Fuerza Espacial incluiría unas 20.000 personas, entre los civiles y militares del Pentágono que trabajan con los satélites, los cohetes, las armas y toda la tecnología relacionada con el espacio.

“Esto no tiene ningún sentido para mí. Lo siento”, dijo el senador demócrata de Virginia Occidental, Joe Manchin, que considera que la Fuerza Aérea ya se encarga de los asuntos espaciales con eficacia.