De acuerdo con el relato de Daily Mail, el sujeto ingresó al Hospital Terciario de Pelonomi haciéndose pasar por un paciente y se metió a la sala de descanso de los empleados del centro médico.

Luego, al ver sola y durmiendo a la médico de 24 años, a la cual no identificaron, se fue acercando y cuando ya estuvo casi encima de ella, la empezó a tocar y metió su lengua en la boca de ella, lo que generó que se despertara, explica el diario inglés.

La primera reacción de la doctora fue morder con todas sus fuerzas la lengua del agresor y la mordedura fue tan severa que arrancó parte de la lengua. El hombre sintió el dolor, dejó de tocar a la mujer y salió corriendo del lugar, dejando rastros de sangre por el camino, detalla el mismo medio.

La médico llamó a la policía. Cuando esta llegó y se enteró de lo que había sucedido, alertó a todos los hospitales cercanos y pidió que les avisaran si llegaba un hombre, de tez negra, pidiendo ayuda urgente por una lesión en su lengua, publica Daily Mail.

Un par de horas más tarde, el cuerpo médico del Hospital Nacional de Pelonomi llamó a las autoridades e informaron que un paciente acababa de llegar con horribles heridas en la lengua. La policía corrió hasta ese lugar y lo arrestó.

Los médicos del Hospital Nacional le hicieron una curación superficial y los oficiales lo devolvieron al centro médico donde había intentado violar a la doctora de 24 años. Ella confirmó que se trataba del mismo sujeto, indica el rotativo británico.

Después de la declaración completa de la víctima, los policías condujeron esposado al abusador al Hospital Universitas, que cuenta con una unidad especializada en cirugía plástica donde se sometió a una intervención completa.

Ahora, cuando esté completamente recuperado, tendrá que comparecer ante los magistrados de Bloemfontein y podría pagar entre 2 y 5 años de cárcel, finaliza Daily Mail.