El mandatario dijo que sigue “muy de cerca” la situación de Venezuela, y ahregó que Estados Unidos está comprometido con las personas del continente que viven bajo condiciones de “opresión brutal”, citando a Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Mientras eso sucedía, Rodríguez leía ostentosamente el libro ‘Bolívar, héroe, genio y pensamiento universal’.

Una delegación de Juan Guaidó participa en las reuniones al margen de la asamblea, la cual fue criticada por el canciller chavista Jorge Arreaza, calificando a sus integrantes de “colados”: “Nadie los invitó. Están, como dicen en España, colados, coleados. En Venezuela hay una expresión muy clara: arroceros por ahí andan acreditados en misiones de otros países”, declaró.

Coincidiendo con el discurso de Trump, el Departamento del Tesoro estadounidense anunció sanciones contra “los benefactores cubanos de Maduro (que) le tienden un cabo al régimen”. Las nuevas sanciones afectan a cuatro compañías que envían petróleo venezolano a Cuba y a cuatro buques petroleros.

La decisión de este martes se suma a otras ya adoptadas por Estados Unidos para debilitar el apoyo a Maduro, cuyo eje es el bloqueo contra la petrolera estatal PDVSA, que toca la principal fuente de ingresos del país y también afecta a los socios de Caracas.

En tanto, dos fuentes diplomáticas dijeron a la AFP que la Unión Europea está ultimando la adopción de sanciones contra siete altos funcionarios venezolanos acusados de “torturas y otras violaciones de derechos humanos”.

Un diplomático estadounidense señaló que estas medidas estarán relacionadas con el caso del capitán Rafael Acosta, que murió en junio con signos de malos tratos tras ser acusado de conspirar contra Maduro.

Mientras tanto, en un foro paralelo sobre la crisis humanitaria en Venezuela, el presidente Iván Duque, encargado de presidirlo, celebró la decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) para actuar de forma colectiva para sancionar a altos funcionarios del gobierno de Maduro.

Maduro no asiste a la asamblea, pues realiza una visita oficial a Moscú, donde se reúne con el presidente Vladimir Putin. En una entrevista ofrecida en Rusia, Maduro aseguró estar dispuesto a una “regularización de las relaciones” con Washington si Trump rectifica su “política equivocada” con su país.