Debido a la complejidad del rescate, la policía y los bomberos del condado de Cumbria, Inglaterra, no lograron salvarle la vida al sujeto, que todavía no ha sido identificado por su nombre, que desde la madrugada de este lunes estuvo colgado patas arriba en la chimenea industrial de la empresa Dixon.

Mediante un video publicado en su cuenta de Twitter, donde fueron informando los avances del rescate, la policía de Cumbria confirmó la muerte del hombre, además dio mensajes de aliento a los uniformados que trataron de rescatarlo y la familia y amigos del fallecido.

Las autoridades utilizaron helicópteros y drones en un primer momento para efectuar la liberación, pero por la “precaria posición en la que se encontraba el hombre y la posibilidad de que la corriente de aire empeore la situación”, no lo lograron, indicó John McVay, jefe de los bomberos y rescate de ese condado británico.

Antes de dar la mala noticia y en medio del rescate, McVay dijo: “Este es un proceso muy complejo y difícil dados los peligros obvios para el hombre y la extrema dificultad para acceder a él… Pido a las personas afectadas por el incidente y los cierres de carreteras que sigan mostrando paciencia”.

Luego de intentarlo con helicópteros, la policía pidió ayuda a la comunidad para conseguir recolector de cerezas, un vehículo tipo carro de bomberos, pero con una larga escalera, hasta de 90 metros, para llegar con más facilidad al sujeto que estaba colgando.

Horas más tarde ese vehículo llegó y luego de varios intentos por zafar al hombre, que tendría unos 50 años, se dieron cuenta de que ya estaba muerto.

A continuación, videos del que, lastimosamente, terminó siendo un frustrado rescate: