Los investigadores se dieron cuenta de que mucho antes del 31 de diciembre de 2019, cuando fue por primera vez notificado el virus en China, ya se registraba un aumento de búsquedas en Internet de los síntomas de dicha enfermedad.

Según Infobae, los científicos afirmaron que hubo un aumento en el buscador chino ‘Baidu’ de las palabras diarrea y tos. Y aunque los síntomas respiratorios dependen mucho de las temporadas, la diarrea sí es una señal más específica del coronavirus.

Para el equipo, esa coincidencia comienza a tener más relevancia, en cuanto a que recientemente se reconoció que los síntomas gastrointestinales son una característica única del COVID-19.

Otro tema de análisis fue el aumento de carros en los aparcamientos de hospitales; los analistas tomaron 111 imágenes satelitales de Wuhan, entre el 9 de enero de 2010 hasta el 30 de abril del 2020, donde se ve un aumento en el tráfico a estos centros de salud.

En el artículo citado por Infobae se afirma que aunque los hospitales tienen en otoño e invierno un alto volumen, en septiembre y octubre 5 de 6 centros de salud estuvieron al total de su capacidad.

“Aunque no podemos confirmar si el incremento del volumen estaba directamente relacionado con el nuevo virus, nuestra evidencia apoya otros recientes trabajos que demuestran que la emergencia ocurrió antes de que se identificara en el mercado de mariscos de Wuhan”, cita el medio al artículo publicado en un repositorio de la Universidad de Harvard.