Las víctimas fueron identificadas como Raquel Penagos (la madre fallecida) y Saray Zuleta, la hermana que permanece en estado crítico en el hospital Jackson Memorial, de esa ciudad del estado de Florida.

El asesinato se produjo hacia las 7:30 de la noche en la vivienda done vivía la familia, situada en el número 2368 de la calle 26, en el suroeste del condado Miami-Dade, precisó América Noticias.

“Cuando nuestros oficiales llegaron a la escena encontraron que no solo la había golpeado; había apuñalado a la madre y a la hermana”, le dijo a ese medio Mike Vega, portavoz del Departamento de Policía de Miami. “Cuando nosotros llegamos también él estaba presente con el cuchillo en la mano y pudimos arrestarlo sin problema”.

“Es algo que no comprendemos cómo un hijo llega al nivel de poder hacer algo semejante a un familiar”, lamentó el vocero sobre este asesinato de un colombiano en el exterior.

Las dos víctimas, oriundas de Ibagué, “tenían múltiples heridas de cuchillo y fueron transportadas al hospital, donde la madre del detenido fue declarada muerta”, agregó el informativo.

Añadió que, durante el interrogatorio, Zuleta Penagos se negó a dar declaraciones. En todo caso, enfrenta cargos por homicidio en segundo grado e intento de homicidio, también en segundo grado.

El crimen también fue reportado por medios como Cubanos por el Mundo, que reseñó: “A pesar de que para muchos el amor de una madre sea único e inigualable, así no lo sintió un joven colombiano en Miami-Dade, quien sin mostrar compasión alguna, acabó con la vida de su progenitora a puñaladas”.

La emisora local La Cariñosa aportó datos adicionales como que el agresor llegó a la casa de su madre “exaltado” y que “sostuvo un altercado” con ella y su hermana “terminando en un fatal desenlace”.

Otro aspecto de la víctima mortal que dio a conocer este medio es que vivía en Estados Unidos desde hace más de 13 años, a donde llegó después de estudiar en la Universidad del Tolima y trabajar en el Palacio de Justicia.

Sin identificar la fuente de su información, esta frecuencia radial también asegura que “se pudo establecer” que el agresor “al parecer desde hace algunos años venía padeciendo de algunos problemas de esquizofrenia”.

Sobre la hermana herida, reporta que cumplirá 25 años en diciembre, y que “ha evolucionado satisfactoriamente, a pesar de presentar lesiones en su pulmón y algunas laceraciones en su rostro, aunque no se repone del golpe anímico que ha causado este hecho en el seno de su familia”.